Ir al contenido principal

Un poco de afecto.

Claire se sentó en la barra, observó su reflejo en el espejo.El cantinero se acercó colocando un caballito de tequila frente a ella, ni siquiera se tomó la molestia de preguntarle qué deseaba tomar.
Sonrió discreta como si se estuviera burlando de su desgracia, se quitó el gorro de cumpleaños dejando su cabello alborotado y bebió el tequila.

-Nos alimenta el ego contar a todas las personas que te envían una felicitación por el Facebook o el whats app, antes te llamaban por teléfono.

-Deberías agradecerlo -comentó el barman mientras secaba un vaso.

-Al final son sólo apariencias, a nadie le importa en realidad. Cuando estas solo, cuando necesitas a alguien lo primero que esas personas hacen es desaparecer.

-¿Creí que venías de una fiesta?

-35 -murmuró.

-¿35?

-Mi fiesta de cumpleaños.

-No todos los días cumples 35.

-Desearía regresar el tiempo, cambiaría muchas cosas de mi vida.

-Hablas como si tu vida terminara hoy.

-Poco falta para eso, estoy sola.Todos decidieron dejarme, hasta esos que se hacían llamar mis mejores amigos.

-¿Por qué?

-Bueno,hasta hace 5 horas -dijo y observó su reloj- era una importante publicista a punto de ser promovida y con muchos amigos que se peleaban por cenar conmigo, todos enviaban mensajes diciendo lo mucho que me querían y deseaban celebrar mi cumpleaños.

-¿Qué pasó entonces?

-Me despidieron, y los amigos se fueron.Algunos de ellos permanecieron a mi lado mientras veían mi desgracia.Creo que fueron los peores, sé que estaban felices al verme sufrir, descubrí lo mucho que me envidiaban y que no era afecto lo que los mantenía a mi lado. ¿Has escuchado esa frase que dice, mantén a tus amigos cerca pero a tus enemigos aún más?

-Quizá estas exagerando un poco.

-Tal vez, en definitiva ya no considero que el número será importante, ni las palabras de afecto si en verdad no las sientes.Muchas personas me han decepcionado aunque si te soy honesta ya lo veía venir desde hace mucho.

-Lamento escuchar eso.

-¡No lo haces, no me conoces! Deberías pensar antes de hablar, no quiero tu lástima. Dime algo, ¿cuántas de las personas que están en tu vida realmente merecen tu atención?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Regresa a mí...

Leyó la última frase de la carta en repetidas ocasiones. Le mortificó la idea de pensar que él se había marchado para siempre. Scott tocó la puerta, entró cuando ella no respondió a su llamado. La miró fijamente sin decir una palabra. Supo que su amor no era correspondido. El recuerdo de aquel antiguo novio era más fuerte de lo que creyó.

Alguien a quien solía conocer.

Corría el sábado 4 de diciembre de 1999, eran poco más de las tres de la tarde y el sol brillaba en todo su esplendor. La tarde era estática, el aire no soplaba y no había ruido en las calles. El timbre de la puerta sonó y mi corazón palpitó lleno de emoción y nervios. A pesar de que habíamos estado hablando por teléfono desde hacía ya cuatro meses nunca nos habíamos visto en persona. Esa sería la primera vez. Cuando bajé las escaleras me postré frente a la puerta, tenía la opción de no abrir y perder la oportunidad de conocerlo, sin embargo abrí mi mundo a un sin fin de posibilidades.  Él estaba parado con un ramo de flores y una caja de chocolates, sonrió y me abrazó al conocerme, entonces mis ojos brillaron y correspondí a sus atenciones con una sonrisa y un abrazo. No era feo, no era guapo pero había algo en su mirada que me capturó por completo. Teníamos muchas cosas en común, eramos más que amigos, nos conocíamos a fondo a pesar del abismo que nos separaba, éramos almas gemelas,

Nuevo libro, Nueva edición

Les cuento que el libro está ya disponible en varias plataformas para su venta y con una nueva edición. Amazon Itunes Kobo Scribd Page Foundry Oysterbooks