Un poco de afecto.

Claire se sentó en la barra, observó su reflejo en el espejo.El cantinero se acercó colocando un caballito de tequila frente a ella, ni siquiera se tomó la molestia de preguntarle qué deseaba tomar.
Sonrió discreta como si se estuviera burlando de su desgracia, se quitó el gorro de cumpleaños dejando su cabello alborotado y bebió el tequila.

-Nos alimenta el ego contar a todas las personas que te envían una felicitación por el Facebook o el whats app, antes te llamaban por teléfono.

-Deberías agradecerlo -comentó el barman mientras secaba un vaso.

-Al final son sólo apariencias, a nadie le importa en realidad. Cuando estas solo, cuando necesitas a alguien lo primero que esas personas hacen es desaparecer.

-¿Creí que venías de una fiesta?

-35 -murmuró.

-¿35?

-Mi fiesta de cumpleaños.

-No todos los días cumples 35.

-Desearía regresar el tiempo, cambiaría muchas cosas de mi vida.

-Hablas como si tu vida terminara hoy.

-Poco falta para eso, estoy sola.Todos decidieron dejarme, hasta esos que se hacían llamar mis mejores amigos.

-¿Por qué?

-Bueno,hasta hace 5 horas -dijo y observó su reloj- era una importante publicista a punto de ser promovida y con muchos amigos que se peleaban por cenar conmigo, todos enviaban mensajes diciendo lo mucho que me querían y deseaban celebrar mi cumpleaños.

-¿Qué pasó entonces?

-Me despidieron, y los amigos se fueron.Algunos de ellos permanecieron a mi lado mientras veían mi desgracia.Creo que fueron los peores, sé que estaban felices al verme sufrir, descubrí lo mucho que me envidiaban y que no era afecto lo que los mantenía a mi lado. ¿Has escuchado esa frase que dice, mantén a tus amigos cerca pero a tus enemigos aún más?

-Quizá estas exagerando un poco.

-Tal vez, en definitiva ya no considero que el número será importante, ni las palabras de afecto si en verdad no las sientes.Muchas personas me han decepcionado aunque si te soy honesta ya lo veía venir desde hace mucho.

-Lamento escuchar eso.

-¡No lo haces, no me conoces! Deberías pensar antes de hablar, no quiero tu lástima. Dime algo, ¿cuántas de las personas que están en tu vida realmente merecen tu atención?

Comentarios

Entradas populares