Ir al contenido principal

A tu lado Cap 20 parte 2

 Alexander se mantuvo distante mientras Nola intentaba por todos los medios acaparar su atención.Caminaron hasta llegar a Perch y buscaron una mesa en el floor rooftop.


-¿Por qué aceptaste esa responsabilidad? Eres muy joven para cargar con el peso de una empresa como la de tu abuelo, deberías dejarla a alguien con más experiencia.


-¿Cómo quién? ¿Mi padre?


-Bueno es una opción bastante razonable.


-Antes de morir mi abuelo estaba muy entusiasmado con la idea, no puedo defraudarlo.


-Eso lo entiendo pero no me parece que vaya contigo, siempre fuiste un espíritu libre, debes estar asfixiándote metido en una oficina.


-Escucha Nola -respondió molesto-, no puedes aparecerte nuevamente en mi vida y actuar como si nada hubiera pasado entre nosotros.Me heriste en lo más profundo y el que lo haya superado no significa que confíe nuevamente en ti.


-Sólo quiero que sepas que cuentas conmigo para lo que necesites.


-Gracias, lo tendré en mente -respondió con frialdad- ¿Terminaste? Es muy tarde y mañana tengo una reunión.


-Alex ni siquiera hemos ordenado.


Él se rió, tenía la mente en otro lado y no se había percatado de ello.


-Claro, lo siento -abrió la carta.


-Creo que pediré una ensalada ¿y tú?


-¡Qué sorpresa! -dijo sarcástico haciendo que ella  volteara a verlo con una cínica curvatura en sus labios.


-Me conoces, sabes que me gusta cuidarme.No pretenderás que coma algo lleno de carbohidratos o grasas.


-No, claro que no.Es tú cuerpo, tu decides. ¿Sigues haciendo pilates?


-Sí ¿Por qué lo preguntas? 


-Deberías hacer pesas, de esa forma podrías comerte una miga de vez en cuando -respondió burlón.


-¡Bien! -dijo y tomó el menú nuevamente- filete mignon ¿satisfecho? -dijo y cruzó los brazos provocándolo- Para que lo sepas los pilates son un ejercicio muy completo, no imaginas la cantidad de músculos que involucran realizar un sólo ejercicio.


-Ordena lo que quieras, de cualquier forma tú vas a pagar -sonrió disimulado  al ver que le seguía el juego.


-¡Alexander! -se entusiasmo- ¿acaso eso es una sonrisa? -lo miró convencida de que finalmente se había ganado su confianza.


-Supongo, hace mucho que no lo hago, estoy perdiendo la práctica.


-Ves que tenía razón, necesitabas salir, espabilarte un poco.


-Admito que fue buena idea.


-¡Alex! -gritó Menina maravillada por haber coincidido con él- ¡No sabía que habías vuelto!


Alexander se levantó de su silla y le dio un fuerte apretón que le sacó el aire.


-¡Esto sí que es una verdadera sorpresa! ¿Cómo estas?  -la miró lleno de alegría.


-Bien -respondió sorprendida al ver a la mujer que estaba a su lado-, ¡Nola! no sabía que estaban juntos de nuevo.


-No -interrumpió apresurado-,  sólo vinimos a cenar. ¿Estas con alguien, no quieres acompañarnos?


A pesar de que no se frecuentaban, Menina y Alexander mantenían una muy buena amistad.Ella conocía su mirada de auxilio cuando se metía en un problema o hacía algo con lo que no estaba totalmente convencido.


-Estoy esperando a alguien pero puedo acompañarlos en lo que llega mi cita -respondió sabiendo que con ello molestaría a Nola.


-Espero no tarde -respondió Nola con un ligero tono de molestia.


Para Menina, la presencia de Nola en la vida de Alexander era totalmente innecesaria. Entre ellas siempre hubo disputas en las que él le daba la razón a su amiga y eso a Nola le molestaba demasiado.

A pesar de la falsa imagen que proyectó al sonreírle amistosa  y esforzarse por mantener una conversación agradable con ella, Menina la consideraba una oportunista hipócrita y,estaba decidida a desenmascararla.


-Siento no haber podido ir al funeral de tu abuelo,estaba en Nueva York, me enteré por los periódicos.


-Todo pasó tan rápido, ahora yo estoy a cargo de su empresa.


-Quizá tú puedas convencerlo de que seda el cargo a alguien con más experiencia, al menos hasta que este completamente preparado para ello -interrumpió Nola.


-Sí el señor West escogió a Alexander es porque estaba convencido de que podía hacerlo -dijo lanzando una mirada de desagrado hacia Nola y después se dirigió a Alexander -.No deberías menospreciarte.


-Agradezco tu apoyo pero Nola quizá tenga razón, no tengo ningún tipo de experiencia.Cada decisión que puede condenar a la empresa


-Aprenderás con el tiempo.


-Ese es el problema Menina, no tengo tiempo de aprender y no puedo equivocarme,muchas personas dependen de mí, es realmente estresante. Creo que Nola tiene razón.


-Vaya Alex, no creí que tuvieras tanta presión ¿por qué no hablas con tú padre? -preguntó Nola tomándolo de la mano.


-Disculpa que me meta pero -dijo dirigiendo a Nola- ¿Acaso tu consejo no beneficia a tu padre?


-Mi padre y yo no nos hablamos desde que terminé con Alex así que no creas que mi intensión tiene un doble propósito.


-Es bueno saberlo, por un momento creí que querías entregarlo a tu familia.


-De hecho Nola me sugirió que se lo cediera a mi padre.


-Kenneth tiene mucha experiencia en los negocios, estoy convencida de que haría un buen trabajo, al menos hasta que Alex aprenda el negocio.


-¡Kennet! Vaya que le tienes confianza, yo no me atrevo a llamarlo por su nombre -dijo cizañoza.



Nola emitió un forzado "ja" y se sonrojó.Se disculpó levantándose de la mesa  y se dirigió al baño. Menina sonrió satisfecha de haber creado un conflicto interno en ella.


-No seas tan ruda con ella, se esta esforzando por ganarse nuevamente mi confianza.


-Y al parecer lo esta logrando ¿por qué aceptaste salir con ella?


-Es sólo un agradecimiento.Ella fue quien llamó a la ambulancia el día que mi abuelo sufrió el infarto en la boda de Eve.


-¿Y qué hacía ella en la boda?


-No lo sé, ¿por qué no se lo preguntas? La verdad ya no me interesa saber.


-Si decides traerla de vuelta a tu vida sólo no olvides que no es una persona 100% confiable.


-No he olvidado que me engañó, eso te lo puedo asegurar.


-¿No sientes curiosidad por saber con quién se acostó?


-Trato de no pensar en eso, pudo ser cualquiera, no quiero atormentarme, además, dejé de darle vueltas a eso el día que me fui a Praga -dijo y levantó la mano llamando al mesero-, tengo otras prioridades.


-¿Cuáles?


-¿Te parece si paso a la galería en la semana para hablar contigo? No quiero que Nola nos interrumpa y tampoco quiero que escuche lo que te quiero decir.


-Mmm...me gusta el misterio.Si no te conociera tan bien juraría que me dirás que conociste a alguien.


-Es una larga historia.


-¿Por qué no vas el viernes? GLAM dará un gran fiesta de disfraces en la galería.


-¿En serio?


-¡Siento la demora! -dijo Nola y se sentó colocando su celular sobre la mesa- había una fila inmensa en el baño.


-¡Disculpa! ¿Estas hablándonos de eso en la mesa? -añadió Menina horrorizada y con el afán de molestarla.


-No, desde luego que no -respondió chocante- ¿No ha llegado tu cita?


-Al parecer no.


-Tal vez te vió y se arrepintió.


-Muy graciosa Nola, ¡ya lo vi! 


Menina se levantó de la mesa y le dio un beso a Alexander mientras le susurraba algo que puso incómoda a Nola.


-¡Adios Nola! Un placer volverte a ver.


-Lo mismo digo Menina -sonrió de manera poco grata.


-No creí que siguieras siendo amigo de Menina, nunca me pareció que ella y yo pudiéramos llevarnos bien, no tenemos nada en común.


-Menina es una excelente amiga, a pesar de que no nos frecuentamos cuando nos encontramos es como si el tiempo no pasara entre nosotros.


-¿Te gusta?


-¡Qué!


-Hablas de ella con tanto entusiasmo, no me parece que sea tan perfecta.


-¿Te parece si nos vamos?


-Alex no hemos ordenado.


-Lo siento, no puedo quedarme mucho tiempo, mañana tengo una importante junta.


-Bien -tomó su bolsa.


Ambos se levantaron de la mesa y al voltear Alexander vio a Marcus saliendo del lugar, de inmediato empezó a buscar a Nina.

Nola estaba enfadada de que la aparición de  Menina hubiera arruinado sus planes, parecía que Alexander estaba cediendo pero, en cuanto ella apareció todo cambió.


-¿Te parece si comemos mañana? Aún tenemos una conversación pendiente.


-Sí seguro.


Respondió indiferente y sin poner atención,  ella se percató de su distracción y volteó hacia el lugar a donde él dirigía su mirada,observó con recelo a la joven que le robaba su atención y al hombre con el que platicaba.


-Es lindo, ¿quienes son? ¿Alex?  ¡Alex! -gritó molesta haciéndolo voltear.


-Lo siento ¿qué decías?


-¿Los conoces?


-Sí, ¿nos vamos?














Comentarios

Entradas populares de este blog

Regresa a mí...

Leyó la última frase de la carta en repetidas ocasiones. Le mortificó la idea de pensar que él se había marchado para siempre. Scott tocó la puerta, entró cuando ella no respondió a su llamado. La miró fijamente sin decir una palabra. Supo que su amor no era correspondido. El recuerdo de aquel antiguo novio era más fuerte de lo que creyó.

El domo parte 2

Nada de lo que había pasado la noche anterior había sucedido realmente. Ese fue el primer pensamiento que Alexa tuvo al despertar. Se sentía mareada, como si no hubiera descansado en toda la noche, una fuerte ráfaga de aire entró por su ventana tirando al suelo el florero que estaba en la mesa. Corrió a cerrar la ventana y se cortó el pie con uno de los vidrios, entonces sujetó su pie y buscó un paño con el cual detener la sangre que brotaba y así poder llegar al baño para limpiar la herida. Abrió la llave del agua caliente de la bañera y se sentó a un lado, al retirar el paño se sorprendió al ver que estaba seco y limpio. El vidrio aún estaba incrustado en su pie pero no había sangre y la herida cerró tan pronto lo sacó. Recordó encantes que nunca había visto su sangre, nunca se había cortado, ni fracturado un hueso, nunca había faltado a la escuela a causa de una enfermedad, no sabía lo que era tomar medicinas. Cerró la llave cuando el baño se llenó de vapor, limpió el espejo con su

Regresa a mi...

Les comparto la portada del tercer libro de la serie #predestinados