Ir al contenido principal

A tu lado Capitulo 19, parte 2

 Mientras el ambiente se tornaba cada vez más denso el teléfono comenzó a sonar incesante.

Él observó el aparato sin hacer ningún otro movimiento hasta que dejó de sonar.

La miró esperando reaccionara pero ella sólo se mordió el labio y bajó la mirada.

Cuando Cecil volvió a llamarlo no tuvo más remedio que contestar, en ese momento Nina aprovechó para abrir la puerta y salir de la oficina.

Nathan no dio crédito a lo que acababa de pasar, se apresuró a terminar la llamada e intentó alcanzarla pero fue inútil.


Nina corrió por el estacionamiento, subió apresurada a su auto y cuando al fin estuvo sola se llevó las manos al rostro intentando cubrir sus lágrimas mientras lloraba.

No sería la primera vez que lo decepcionaría.


-¿Nina? ¿Nina?


Ella volteó al escuchar su nombre, Marcus estaba frente a ella. 


-¡Papá! -dijo emocionada, se levantó y lo abrazó.


-¿Esta todo bien? -preguntó al ver la tristeza en sus ojos.


-Sí -sonrió forzada.


-Te tengo una sorpresa, sé que te encantará pero antes tienes que cerrar los ojos ¡promete que no harás trampa! 


Ella los cerró entusiasmada,en cuanto Tyler se colocó frente a ella,Marcus  le ordenó los abriera. Nina no pudo ocultar la alegría que le provocaba ver a su hermanito, saltó de la silla y se aferró a sus brazos.


-Tyler me llamó esta mañana, no quería que te dijera nada, por eso te pedí que nos viéramos aquí -dijo Marcus.


-¡Te extrañé tanto! -susurró Nina- ¡Luces tan diferente! 


-Exageras, no pude haber cambiado tanto en 3 meses.


El rostro de Nina se ensombreció.


-Parece que perdí más de 2 años de recuerdos -dijo con tristeza.


-¿Les parece si nos sentamos? Tengo una mesa esperando abajo -interrumpió Marcus. 


Los tres se dirigieron a la mesa y de inmediato se acercó un mesero, mientras ellos hablaban Marcus ordenó una botella de chardonnay .

A pesar de que Tyler había sido puesto al tanto de lo que había pasado con Nina y la discusión que Marcus había tenido con Helen no estaba de acuerdo en ocultarle la verdad, al igual que Alexander coincidía en que esa no era la solución.


-¿Y cuál es el motivo de tu visita? 


-Dejé las ciencias políticas -dijo y le dio un trago a su copa.


-¡En serio! ¿por qué?


El teléfono de Marcus sonó, se disculpó y se levantó de la mesa.


-Bueno ya que mi padre no vio con agrado mi decisión, consideré que lo mejor sería alejarme del yugo familiar. ¿Qué hay de ti? Marcus me puso al tanto de todo lo que pasó, lamento no haber estado a tu lado ¿cómo estas, ha habido alguna mejoría?


-A veces tengo recuerdos aislados de conversaciones o lugares pero nada concreto.Es desgastante, comienzo a creer que jamás me recuperaré del todo.


-Algunas veces es mejor volver a empezar.


-Sí, supongo que tienes razón.


-¿Por qué lloraste?


-¿Cómo sabes que lo hice? -preguntó sorprendida y sacó un espejo de su bolsa retocando su maquillaje, no quería que su padre se diera cuenta y empezara a interrogarla. 


-¿Estoy en lo cierto?


-Me dí cuenta que me estaba aferrando a un recuerdo.Mi realidad es otra y ahora estoy tan confundida que ya no se qué hacer con mi vida.


-Podrías empezar por contarme qué pasó.


-Quiero que me digas todo lo sabes respecto a  mi vida en estos últimos años.


-¿Por qué me preguntas a mi? estoy seguro que Amy o Nathan pueden sacarte de más dudas que yo.


-Porque sé que tú no me vas a mentir.


-¿Y dudas de lo que ellos te dicen? -preguntó extrañado.


-Siento que están ocultándome algunas cosas y no entiendo el porqué.


Tyler la miró ofuscado, si quería ayudarla tenía que decirle la verdad y eso involucraba haberle de lo que precisamente Marcus le pidió no hiciera.


-Hablaremos después.


El resto de la noche conversaron y se rieron de trivialidades.Nina revisaba ocasionalmente su celular y veía como el número de llamadas perdidas de Nathan iba incrementando conforme pasaban las horas.

Ella se mantuvo al margen de las conversaciones y cuando Marcus se fue dejándolos solos, Tyler empezó a contarle lo que había pasado en su último viaje a Praga.


-¿Qué hay de Jeremy?


-Se fue sin Hayden, no lo culpo, ¿quién querría estar con una mentirosa como ella? Ya sabrás como se puso Douglas, es decir mi padre.Me da gusto que finalmente alguien se haya opuesto a sus caprichos.


-¡Pero eso no hubiera pasado si no me hubiera entrometido! ¡Cielos! Esto es horrible -dijo llena de culpa.


-¡Hey! Él se hará responsable del bebé. No esta bien lo que voy a decirte pero, ella se embarazó para atraparlo, Jeremy jamás querrá a nadie de la forma en que te quiso a tí.


-Hayden debe odiarme aún más, esta vez no la culpo, fui muy cruel.


Nina le dio un trago a su copa y se distrajo al ver a Menina Pride saludando a alguien cuyo rostro le pareció familiar.Los miró petrificada haciendo que Tyler volteara.


-Alexander -musitó sorprendido de que él estuviera ahí.


-¡No puedo creer que este aquí! -susurró emocionada.


-Lo sé, que descaro, provocarte de ese modo.


-¿Provocarme?


-¿De quién hablas?


-De Menina Pride, la dueña de la galería de arte que esta al lado de ese atractivo hombre -dijo pensativa al verlo- ¿Tú de quién hablas?


-¡Claro, Menina! Creo que me confundí un poco -se sonrojó y le dio un trago a su bebida. -¿Te parece si pedimos un postre?


Nina observó su reloj, pasaban de las 11.30.


-Mañana tengo una entrevista con un excéntrico empresario.


-¿De quién se trata?


-Alexander West.


-¡Alex! -dijo sorprendido y se regó el vino encima.


-¿Lo conoces?


-No -respondió nervioso-, es que me pareció ver a alguien -dijo disimulado.


-Estaba recordando que cuando desperté en el hospital Amy dijo que Alexander estaría feliz de verme. ¿Te mencioné alguna vez que estaba saliendo con alguien llamado así?


-Tal vez, sales con muchas personas, la mayoría sin importancia en tu vida.


-Había olvidado eso por completo hasta que Nathan leí su nombre en la tarjeta.


-¿Entonces tuviste un recuerdo?


-Supongo que sí,tengo que preguntarle, la verdad es que le di poca importancia al momento pero, ahora estoy intrigada.


-¡Sí! En definitiva tienes que preguntarle por cierto ¿Nathan esta de acuerdo con que seas tú quien entreviste a ese tipo?


-No, de hecho no sabe que lo haré.


-¿Cómo es eso?


-Bueno él quería que Amy hiciera la entrevista pero no va a poder localizarla, suele apagar el celular en las noches cuando esta con Gery así que yo tomaré su lugar.


-¡Qué! -exclamó sorprendido- ¡Estas loca! En cuanto él se entere se pondrá furioso.


-¿Y tú se lo piensas decir?


-No, claro que no.


-Pasó algo muy extraño hace rato.


-¿Qué sucedió?


-No se cómo decírtelo, es que creí que lo seguía amando así que le reclamé por su actitud pero cuando me besó yo -hizo una pausa y tomó la carta para evitar verlo a los ojos.


-¡Te besó! ¡Cielos! -sonrió sorprendido- Supongo que fue un apasionado beso lleno de deseo reprimido -añadió burlón- ¿van a regresar entonces?


-No sentí nada Ty. A decir verdad fue bastante extraño, es decir yo lo provoqué porque estaba convencida de que aún sentía algo por él pero,no hay nada de eso.El beso fue tan plano que me hizo salir corriendo de su auto sin darle ningún tipo de explicación.


-¡Qué manera de afrontar los problemas Nina! -dijo sarcástico.


-Me ha estado llamando toda la noche,no sé si ir a buscarlo a su departamento o esperar a hablar mañana en la fiesta de halloween.


-Porque no hay mejor manera de hablar que esconderse detrás de una máscara.¿Entonces, pedimos el postre? -cambió la conversación.


-¡Soy una estúpida! -dijo sintiéndose culpable-, tengo que meditar muy bien las cosas.No puedo seguir actuando tan a la ligera, sólo espero que me perdone.


-Oye no seas tan dura contigo misma,despertaste creyendo que aún seguían juntos, que lo querías.Ahora sabemos que el corazón tiene memoria, él lo entenderá, te odiará pero entenderá -bromeó.


-No sabes cuánto me reconforta eso -dijo sarcástica y sonrió.


-Esconderse no resolverá nada.


-No me estoy escondiendo sólo...sólo estoy evadiéndolo -lanzó un suspiro-,al menos hasta que presente mi renuncia.


-¡Qué!


-Le dije que recibí una propuesta para irme a trabajar a Nueva York.


-¡Cómo que te iras! Nina tu vida esta aquí.


-Ni siquiera puedo recordar quien era antes del accidente, a donde sea que vaya tendré una vida.


-Bien -respondió razonable- lo que decidas te apoyo.


Tyler la miró y empezó a contarle más cosas respecto a su vida, no quería que su hermana huyera por una errónea idea sobre su pasado.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Regresa a mí...

Leyó la última frase de la carta en repetidas ocasiones. Le mortificó la idea de pensar que él se había marchado para siempre. Scott tocó la puerta, entró cuando ella no respondió a su llamado. La miró fijamente sin decir una palabra. Supo que su amor no era correspondido. El recuerdo de aquel antiguo novio era más fuerte de lo que creyó.

El domo parte 2

Nada de lo que había pasado la noche anterior había sucedido realmente. Ese fue el primer pensamiento que Alexa tuvo al despertar. Se sentía mareada, como si no hubiera descansado en toda la noche, una fuerte ráfaga de aire entró por su ventana tirando al suelo el florero que estaba en la mesa. Corrió a cerrar la ventana y se cortó el pie con uno de los vidrios, entonces sujetó su pie y buscó un paño con el cual detener la sangre que brotaba y así poder llegar al baño para limpiar la herida. Abrió la llave del agua caliente de la bañera y se sentó a un lado, al retirar el paño se sorprendió al ver que estaba seco y limpio. El vidrio aún estaba incrustado en su pie pero no había sangre y la herida cerró tan pronto lo sacó. Recordó encantes que nunca había visto su sangre, nunca se había cortado, ni fracturado un hueso, nunca había faltado a la escuela a causa de una enfermedad, no sabía lo que era tomar medicinas. Cerró la llave cuando el baño se llenó de vapor, limpió el espejo con su

Regresa a mi...

Les comparto la portada del tercer libro de la serie #predestinados