Ir al contenido principal

Capítulo 21, parte 1

 Nina abrió la puerta del departamento, encendió la luz y dejó su bolsa sobre la mesa.Sacó su réflex y la conectó  la computadora, quería descargar las fotografías y dejar en blanco la memoria, mientras lo hacía se dirigió a su habitación  y encontró sobre la cama un vestido con una nota encima.


"Sabía que no te ocuparías de tu disfraz, te espero en la galería.


              Amy.

                         Xo.xo"


Tomó el disfraz de Alicia en el país de las maravillas y se apresuró a cambiarse.Antes de salir se acercó nuevamente a la computadora, deslizó el mouse con su dedo y el puntero se detuvo sobre una de las fotografías de Alexander West sólo que no la había tomado en ese momento.

Vio el reloj en la computadora, eran las 8.30 y se hacía tarde, desconectó su cámara sin borrar las fotos  y salió del departamento despavorida, abordó el tren rumbo a la galería.

Se sentó cerca de la ventanilla y encendió su cámara para revisar detenidamente las imágenes que tenía, se habían tomado hace 3 meses cuando viajó a Praga.

Bajó del metro y caminó envuelta en una terrible duda y nerviosismo.Por un lado  sabía que tendría que encarar a Nathan quien no la había dejado de llamar en todo el día y por el otro necesitaba preguntarle a Amy quién era Alexander.


La entrada de la galería estaba decorada con un inmenso árbol que daba la apariencia de ser la entrada de una una madriguera.En el interior las luces azules y el humo hacían casi imperceptible que pudiera identificar los rostros.Más que halloween parecía una fiesta temática.

Uno de  los meseros, que estaba disfrazado de carta de poker se acercó a ella  con una charola de bebidas azules y rojas, cada una de ellas dentro de unos frascos con una etiqueta  atada con la frase "drink me".

A Nina la escena le pareció familiar, como si ya antes se hubiera arrepentido de beber un trago proveniente de un extraño, la sujetó entre sus manos y justo cuando se disponía a beberla apareció Amy.


-¡Nina! -la abrazó- estaba a punto de llamarte ¿cómo te fue con el doctor?


-Bien.Él cree que no recuerdo nada porque no quiero hacerlo.Básicamente dijo que me estoy bloqueando por miedo,no se atrevió a decir que era por cobardía.


-¿Y tú qué crees?


-Que tiene razón.Anoche hable con Tyler y me contó lo que pasó en Praga.Lo que le hice Hayden fue horrible -se recriminó.


-¡Y lo que ella te hizo a ti! ¿No cuenta? -reprochó indignada- quizá no lo recuerdes pero ella fue muy cruel contigo, debido a sus mentiras tuviste que alejarte de tu familia.


-No se trata de ver quién logra la mejor venganza, sino del daño que nuestra inmadurez nos causa.Me aterra descubrir quien era antes del accidente.


-Te aseguro que no tienes nada de qué avergonzarte.


-Hablé con Nathan, el lunes presentaré mi renuncia.


-¿Ni siquiera vas a hablar con Craig? - preguntó decepcionada.


-Sí pero no es necesario que me quede aquí.Comenzaré a construir nuevos recuerdos en otro lado, con otras personas.


-Te estas dando por vencida.


-¡No quiero despertar un día sintiendo ese enorme hueco en mi vida!


-Y pretendes sustituir esos vacíos ¡Qué fácil! ¿no?,dejar atrás a todas las personas que influyeron en tu vida, reemplazarlos como si fueran objetos.¿Tan poco valemos para ti?


-Yo no me refería a eso.


-¡Sabes qué Nina, haz lo que se te venga en gana! -dijo molesta.


Nina tomó la bebida de golpe y prosiguió.


-¡No me dejan otra opción!


-¿Qué quieres decir?


-Tú y Nathan se han encargado de evadirme cada vez que quiero hablar respecto a mi pasado.


-Eso no es verdad, hemos hecho lo posible por ayudarte a recuperar la memoria.


-¿Quién es Alexander? -interrumpió ofuscada.


-¡Qué! -Amy palideció,hizo una pausa, se mostró nerviosa- Tú lo entrevistaste y por cierto Nathan esta muy molesto al respecto.


-¡Se lo dijiste!


-No hacía falta, él no es tonto.¿Por qué hiciste eso Nina? Cuando llegué a Sideria él se había marchado, al parecer tuvo un contratiempo pero su asistente me dijo que ya le habían hecho la entrevista.


-¡Sólo quería hacer mi trabajo! 


-¿En serio es eso Nina o hay otro motivo? 


-Ahora que lo mencionas  -observó atenta su reacción-,cuando desperté en el hospital mencionaste que Alexander estaría feliz de verme, debí preguntarte esto antes pero entre tantas cosas lo pasé por alto, ahora quiero que me digas qué papel juega Alexander West en mi vida.


-Estas confundida, ¿por qué crees que se trata del mismo hombre?


-Tiene la fotografía que que tomé de la quinta avenida en su oficina.


-¡Eso no significa nada! Sólo la compró, simple coincidencia -dijo tratando de ser indiferente.


-¿Por qué hay una fotografía de él en mi réflex? -suplicó con los ojos llenos de lágrimas y la sujetó con firmeza del brazo.


-Nina yo -hizo una pausa al ver a Nathan atrás de ella.


-¡Amy! -gritó furioso.


Ambas se quedaron petrificadas al verlo.Nathan rodeó a Nina hasta quedar frente a ellas, le quitó las manos del brazo de Amy y miró fijamente a los ojos a Nina mientras ella trataba de evitarlo.


-Creo que los tres necesitamos hablar.Será mejor que vayamos a un lugar más privado.


-¡No iré a ningún lado con ustedes! 


Nathan la tomó de la mano, le arrebató el frasco y se lo dio a un mesero que iba pasando.La condujo a uno de los salones contiguos seguidos por Amy.Aún se escuchaba la música pero no era necesario elevar la voz para escuchar lo que decían.


-¡De qué se trata todo esto! ¡Por qué fuiste a entrevistar a West! -reprochó enfadado.


-¡Sólo quería hacer mi trabajo!


-¡Esa no era tu asignación!


-¡Estoy harta de que me tengan como un adorno en la revista! Que me traten como si estuviera hecha de cristal y me fuera a quebrar.


-¡Qué fue lo que te dijo! ¿de qué hablaron?


-¿Por qué estas tan molesto? 


-¡Porque te dí una orden! te pedí explícitamente que no fueras a verlo ¿A qué juegas?


-Creo que estas exagerando tu reacción.


-¿Qué te dijo? -intentó calmarse.


-Creo que mi presencia aquí sale sobrando -dijo Amy.


-¡No Amy! -gritó Nina- No te irás hasta que me digas quién es Alexander West, y no me refiero al empresario sino a quién es en mi vida. ¿Por qué cuando desperté en el hospital dijiste que él estaría feliz de verme?


-Jamás dije que fuera West.


-¡Desde luego que es él! ¡es él!


-¡Cómo lo sabes, pudo tratarse de alguien más!


-¡Amy! -gritó Nathan- déjanos solos -dijo sin quitarle la retadora mirada de encima a Nina.











Comentarios

Entradas populares de este blog

Regresa a mí...

Leyó la última frase de la carta en repetidas ocasiones. Le mortificó la idea de pensar que él se había marchado para siempre. Scott tocó la puerta, entró cuando ella no respondió a su llamado. La miró fijamente sin decir una palabra. Supo que su amor no era correspondido. El recuerdo de aquel antiguo novio era más fuerte de lo que creyó.

El domo parte 2

Nada de lo que había pasado la noche anterior había sucedido realmente. Ese fue el primer pensamiento que Alexa tuvo al despertar. Se sentía mareada, como si no hubiera descansado en toda la noche, una fuerte ráfaga de aire entró por su ventana tirando al suelo el florero que estaba en la mesa. Corrió a cerrar la ventana y se cortó el pie con uno de los vidrios, entonces sujetó su pie y buscó un paño con el cual detener la sangre que brotaba y así poder llegar al baño para limpiar la herida. Abrió la llave del agua caliente de la bañera y se sentó a un lado, al retirar el paño se sorprendió al ver que estaba seco y limpio. El vidrio aún estaba incrustado en su pie pero no había sangre y la herida cerró tan pronto lo sacó. Recordó encantes que nunca había visto su sangre, nunca se había cortado, ni fracturado un hueso, nunca había faltado a la escuela a causa de una enfermedad, no sabía lo que era tomar medicinas. Cerró la llave cuando el baño se llenó de vapor, limpió el espejo con su

Regresa a mi...

Les comparto la portada del tercer libro de la serie #predestinados