Ir al contenido principal

Capítulo 22, parte 2

 

Ella salió despavorida, estaba asustada, sabía que esa discusión terminaría mal si Nina no recibía una explicación convincente.


-A juzgar por tu actitud debo imaginar que tú también estas al tanto de quién es Alexander. Dime algo Nathan ¿por qué no te dejas de rodeos y me dices de una vez por qué me lo han estado ocultado su existencia todo este tiempo?


-Debo asumir que él no te dijo nada.


-¿Qué se supone que tenía que decirme?


Nathan volteó ansioso a ver a todos lados, se sentó en una tarima y respiró profundamente antes de proseguir.


-Se conocieron en Praga hace algunos meses, tuvieron una fugaz relación hasta donde sé y luego volviste completamente enamorada de él.Tendrás que hablar con él si quieres saber más al respecto pero cuando tuviste el accidente estuvo a tu lado  todo el tiempo.


-¿Y por qué me lo ocultaron?


-Pensamos que sería conveniente esperar un par de semanas, ver si recordabas algo, creímos que sería un gran impacto para ti enterarte de su presencia después de todo salió de la nada, no sabíamos cómo ibas a tomarlo.Verás,es complicado estar a tu lado sabiendo que no recuerdas nada excepto lo que pasó entre nosotros.Creí que podríamos retomar nuestra relación.


-Y entonces lo alejaste de mí.


-Escucha Nina no quiero que creas que estoy aprovechándome de la situación -intentó justificarse-,jamás fue nuestra intención mentirte


-¿Su intención? Amy también esta inmiscuida en esto ¿no? ¡No puedo creerlo! -se mofó de la situación-. Deposité mi confianza en las personas equivocadas -musitó decepcionada.


-Después del accidente consideramos que no era necesario traerte recuerdos amargos, queríamos...


-Reconstruir mi pasado de otra manera, re programarme -susurró frustrada-. ¿Qué pasó el día del accidente?


-Sólo tú lo sabes.


Los ojos de Nina se llenaron de lágrimas,tragó saliva y se mordió el labio.


-No,no puedo estar al lado de alguien que me engañó. 


-¡No te engañé! -interrumpió azorado.


-¡Simplemente decidiste no mencionarme a Alexander!


-Sí, yo...-dijo llevándose las manos al cabello.


-Cuando lo vi sentí una profunda conexión con él, algo que no pasó en ese beso que tú me diste. Tenías razón -susurró-,lo que tuvimos fue maravilloso pero terminó hace mucho,aprendí a vivir sin tí. Sé que yo propicié todo este mal entendido pero era porque estaba segura que aún había algo entre nosotros, lo que pasó anoche disipó mis dudas.


Nathan sonrió nervioso, bajó la mirada y encorvó los hombros.


-Es irónico que hayas perdido la memoria pero que tu corazón recuerde a la perfección a quien ama.Ya antes tuvimos esta conversación y, no salí bien librado tampoco.


-¿En serio? -preguntó con la voz entre cortada.


-No quiero perderte.


-Te quiero pero no de esa manera en que tú lo haces.


-Lo sé, no necesitas decírmelo.


-Necesito irme de Los Ángeles, quiero hablar con Hayden.


-No creo que eso sea prudente, terminaste mal con ellas.


-Sólo intento armar los pedazos de mi vida.Hablé con Tyler y sé que no quiero vivir con ese remordimiento ni tampoco fingiendo que todo esta bien cuando no es así.Preferiría saber la verdad aunque doliera que vivir engañada el resto de mi existencia.


-Entonces en serio te iras.


-Siempre me tendrás como amiga -dijo y se acercó a él para tomarle la mano.


-Estoy destrozado por dentro, volver a perderte es algo que no esperaba  -sus labios se curvaron levemente fingiendo una sonrisa mientras su ojos evitaban contacto.


-Es muy complicado para mi dejarte ir.


-Lo sé.


Nina le dio un fuerte abrazo, 


Nina lo abrazó, le dio un beso en la mejilla, no podía haber esperado más de él, en verdad era un amigo extraordinario y salió del salón.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Regresa a mí...

Leyó la última frase de la carta en repetidas ocasiones. Le mortificó la idea de pensar que él se había marchado para siempre. Scott tocó la puerta, entró cuando ella no respondió a su llamado. La miró fijamente sin decir una palabra. Supo que su amor no era correspondido. El recuerdo de aquel antiguo novio era más fuerte de lo que creyó.

El domo parte 2

Nada de lo que había pasado la noche anterior había sucedido realmente. Ese fue el primer pensamiento que Alexa tuvo al despertar. Se sentía mareada, como si no hubiera descansado en toda la noche, una fuerte ráfaga de aire entró por su ventana tirando al suelo el florero que estaba en la mesa. Corrió a cerrar la ventana y se cortó el pie con uno de los vidrios, entonces sujetó su pie y buscó un paño con el cual detener la sangre que brotaba y así poder llegar al baño para limpiar la herida. Abrió la llave del agua caliente de la bañera y se sentó a un lado, al retirar el paño se sorprendió al ver que estaba seco y limpio. El vidrio aún estaba incrustado en su pie pero no había sangre y la herida cerró tan pronto lo sacó. Recordó encantes que nunca había visto su sangre, nunca se había cortado, ni fracturado un hueso, nunca había faltado a la escuela a causa de una enfermedad, no sabía lo que era tomar medicinas. Cerró la llave cuando el baño se llenó de vapor, limpió el espejo con su
Estimados lectores una disculpa por no publicar el jueves pasado, tuve un imprevisto que me impidió compartirles un post. Este jueves será publicado el último del año, tomaré una semana pero nos leemos el 4 de enero del 2022. Gracias por el tiempo que se toman al leerme, ¡felices fiestas!