Ir al contenido principal

A tu lado, capítulo 18 parte 1

 


Alexander entró corriendo al hospital, tocó la puerta, mientras esperaba en el pasillo a que le abrieran dio un par de vueltas ansioso, se jaló el cabello y recargó el brazo sobre la pared intentando controlarse.

Luego de unos minutos la puerta se abrió y Amy salió acompañada por un hombre al que nunca había visto, lo miró con recelo, como si supiera en el interior de quién se trataba, le cortó el paso a la joven quien palideció al verlo en el hospital, había olvidado la llamada que le hizo.


-¡Amy! 


-¡Hey! -dijo inexpresiva- ¿qué haces aquí?


-Tú me llamaste, ¿lo olvidaste? Me pediste que viniera ¿qué pasa con Nina? -Preguntó perturbado sin quitarle la mirada al hombre que estaba a su lado.


-A decir verdad suceden muchas cosas Alex,es -tartamudeó- es mejor que vayamos a la cafetería, lo que te tengo que decir es delicado.


-¡Amy no voy a ir a ningún lado! ¿Qué pasa con Nina? ¿cuál es la emergencia? -demandó angustiado.


Ella lo miró nerviosa, se mordió el labio y cruzó los brazos encogiendo los hombros y expulsando el aire por la boca.


-Nina no recuerda nada de lo que pasó.


-¿De qué estas hablando? -preguntó extrañado- ¿cómo que no recuerda nada?


Nathan quien hasta ese momento se había mantenido al margen de la conversación tomó un profundo respiro  y empezó a hablar.


-Ella simplemente no recuerda nada de lo que pasó en estos últimos dos años, el doctor Philips cree que es algo temporal pero no puede asegurarlo.


-¿Perdón tú quién eres? -preguntó molesto ante la intromisión.


-Nathan Cooper.


Alexander lanzó una breve risita de desaprobación ante la presencia de Nathan, intentó calmarse, sabía que no era el momento ni el lugar para ponerse celoso.


-¡Nathan! -musitó con desagrado.


-Sé que mi presencia aquí te incomoda pero Nina es mi amiga y no pienso alejarme de ella ni por ti, ni por nadie.


-Entonces tendré que lidiar con tu presencia supongo, sólo quiero dejarte en claro que la amo y haré lo que sea por estar a su lado.


-Lo se, y el sentimiento es profundamente correspondido, ella me lo dijo -respondió con tristeza.


-¡Hey chicos! No es el momento para estar armando escenitas. Debemos enfocarnos en Nina, en lo que haremos ahora que despertó.


-Déjame ver si entendí -dijo Alexander- ¿dices que Nina no tiene recuerdos los últimos 24 meses?


-Así es.


-Eso quiere decir que no tiene la menor idea de quien soy -dijo lleno de incredulidad-. ¡Eso es absurdo! -se mofó- Tengo que hablar con ella, estoy seguro de que en cuanto me vea recordará todo lo que vivimos juntos.


-¡Alex no! -gritó Amy y se colocó frente a él- Hace 2 años ella no conocía a Ryan,el infierno que vivió a su lado quedó borrado de su mente, ni siquiera va a recordar lo que pasó en su departamento ni los motivos por los cuales sufrió el accidente  -miró a Nathan-. Estuvimos hablando con Marcus y llegamos a la conclusión de que es mejor no traerle ese pasado de vuelta.


-¡Eso es una tontería Amy! ¿Me estas pidiendo que no vuelva a acercarme a ella? ¡Con qué derecho se te ocurre eso!


-¡Cálmate! Podríamos organizar un encuentro casual, sería como volver a empezar.Es cuestión de esperar al menos  un tiempo, un par de semanas, quizá más.


-¿Quizás?  -preguntó inseguro- ¡No! amo a Nina y no pienso alejarme de ella, engañarla no es una forma de solucionar sus problemas.


-No la estaríamos engañando -interrumpió nerviosa-, simplemente no vale la pena mencionar sucesos desagradables. Dime Alex, si tuvieras la oportunidad de resetear  a tu mente, ¿no te agradaría empezar sólo con lo bueno?


-No sería quien soy si omito las cosas malas que he vivido.Todo eso me define Amy, y estoy seguro que Nina piensa lo mismo. ¡Necesito verla!


Alexander apartó a Amy de la puerta pero Nathan lo sujetó del brazo, lo miró fijamente a los ojos.


-Te prometo que no haré nada que dañe su relación.


-¿Por qué habría de confiar en ti?


-Porque la amo y lo menos que quiero es dañarla.Estoy dispuesto a sacrificar lo que siento con tal de que sea feliz, además ella te ama a tí.


Alexander lo miró con desconcierto, no tenía otra opción más que confiar en las decisiones que habían tomado  y esperar.

#





Comentarios

Entradas populares de este blog

Regresa a mí...

Leyó la última frase de la carta en repetidas ocasiones. Le mortificó la idea de pensar que él se había marchado para siempre. Scott tocó la puerta, entró cuando ella no respondió a su llamado. La miró fijamente sin decir una palabra. Supo que su amor no era correspondido. El recuerdo de aquel antiguo novio era más fuerte de lo que creyó.

El domo parte 2

Nada de lo que había pasado la noche anterior había sucedido realmente. Ese fue el primer pensamiento que Alexa tuvo al despertar. Se sentía mareada, como si no hubiera descansado en toda la noche, una fuerte ráfaga de aire entró por su ventana tirando al suelo el florero que estaba en la mesa. Corrió a cerrar la ventana y se cortó el pie con uno de los vidrios, entonces sujetó su pie y buscó un paño con el cual detener la sangre que brotaba y así poder llegar al baño para limpiar la herida. Abrió la llave del agua caliente de la bañera y se sentó a un lado, al retirar el paño se sorprendió al ver que estaba seco y limpio. El vidrio aún estaba incrustado en su pie pero no había sangre y la herida cerró tan pronto lo sacó. Recordó encantes que nunca había visto su sangre, nunca se había cortado, ni fracturado un hueso, nunca había faltado a la escuela a causa de una enfermedad, no sabía lo que era tomar medicinas. Cerró la llave cuando el baño se llenó de vapor, limpió el espejo con su
Estimados lectores una disculpa por no publicar el jueves pasado, tuve un imprevisto que me impidió compartirles un post. Este jueves será publicado el último del año, tomaré una semana pero nos leemos el 4 de enero del 2022. Gracias por el tiempo que se toman al leerme, ¡felices fiestas!