Primer amor

A Joshep le gustaba llegar a La Finca antes que Irina entrara a trabajar. Se sentaba junto al gran ventanal de cristal y esperaba paciente a que ella apareciera al nal de la calle. Le fascinaba ver como se amarraba el cabello y miraba su celular veri cando la hora antes de entrar a la cafetería. No solía ser muy puntual.

Cuando nalmente entraba, le dedicaba una sonrisa y se dirigía a la barra. Raras eran las veces en que se acercaba a saludarlo con un beso en la mejilla, especialmente si Matt estaba en la cafetería.
Joshep se apresuraba a terminar su café para llamar a Irina y poder platicar con ella aunque sólo fuera unos segundos.

Lucille observaba como se iban enamorando con el paso de los días. Sonreía al recordar a su primer amor, Ricardo, el padre de Matt.

Matt comenzó a dedicar gran parte de su tiempo en conocer a Joshep, si de verdad tenía un interés verdadero en su prima, antes debería pasar por su aprobación.

-Espero que Matt no te haya hartado con sus preguntas y comentarios, a veces puede ser molesto, sobre todo si de alejarme pretendientes se trata -inmediatamente, Irina se sonrojó y el arrepentimiento invadió su rostro, no podía creer que hubiera llamado a Joshep “pretendiente”. Ni siquiera estaba segura de que lo fuera.

-Me parece bien que se interese por ti. Eso habla bien de él.

-A veces creo que disfruta viéndome sola, encerrada en mi rutina escuela-trabajo, trabajo-escuela, servicio social los nes de semana.

-No lo disfruta es sólo que eres muy joven y quiere protegerte.

-¿Tú también lo piensas? -dijo desilusionada.

-¿Qué?

-Que soy muy joven para poder relacionarme con los demás, salir con chicos, ir a estas... divertirme. Así tuviera cincuenta, creo que seguiría siendo muy joven para mi padre.

-Si fueras mi hermanita no te dejaría hacerlo. Nunca sabes las intenciones de las personas.

-Pero no lo soy -Irina lo miró fijamente–. Soy una mujer.

Comentarios

Entradas populares