Ir al contenido principal

Tal como fue.

-No creí que se atrevería a venir, debo reconocer que tiene...valentía.

-Necesitaba hablar contigo.

-¿Qué quiere? ¿Lo mandó mi padre?

-Vine por cuenta propia. Considero que, quiero que sepas que cuentas conmigo, estoy de tu lado, yo tampoco sabía nada, de haberlo sabido no lo habría permitido.

-Cómo pretende que le crea, usted estaba ahí.

-Y me costó entender lo que estaba pasando. De verdad lo lamento.

-Si me disculpa tengo cosas que hacer.

-Solo te tomará un minuto.

-Lo escucho.

-Hablé con tu padre, él quiere enmendar el daño que te hizo así que esta dispuesto a reconocerte legalmente.

-¿Para qué?

-Tienes el derecho y él l obligación de apoyarte, de incluirte en su testamento de darte lo que te negó en un principio.

-Al parecer no esta al tanto de los hechos. Él no me negó nada solo decidió omitir ciertos detalles respecto a su vida -respondió irónico.

-Te molesta.

-Tanto como es posible claro.

-Lamento escucharlo.

-Olvidaba que era su amigo.

-Y no lo estoy defendiendo Craig solo intento entender tu situación.

-Sí, no puede imaginar el profundo odio que le profeso desde el momento en que descubrí la verdad.

El doctor Nolan se quitó los anteojos y caminó hasta el balcón del portico.

-De verdad lamento mucho que te hayas enterado de esa forma -respondió con un nudo en la garganta-, quiero que sepas que de ninguna manera lo justifico y yo no sabía nada tampoco, créeme que jamás lo habría permitido.

-Yo también. Escuche si me disculpa tengo que irme, tengo que ir a la morgue.

-¿A la morgue?

-Tengo que identificar a alguien, es un favor personal.

-Yo tengo que volver a Nueva York -sacó una tarjeta de su saco-, llámame tan pronto como estés listo para hablar con él.

-O.k.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Regresa a mí...

Leyó la última frase de la carta en repetidas ocasiones. Le mortificó la idea de pensar que él se había marchado para siempre. Scott tocó la puerta, entró cuando ella no respondió a su llamado. La miró fijamente sin decir una palabra. Supo que su amor no era correspondido. El recuerdo de aquel antiguo novio era más fuerte de lo que creyó.

El domo parte 2

Nada de lo que había pasado la noche anterior había sucedido realmente. Ese fue el primer pensamiento que Alexa tuvo al despertar. Se sentía mareada, como si no hubiera descansado en toda la noche, una fuerte ráfaga de aire entró por su ventana tirando al suelo el florero que estaba en la mesa. Corrió a cerrar la ventana y se cortó el pie con uno de los vidrios, entonces sujetó su pie y buscó un paño con el cual detener la sangre que brotaba y así poder llegar al baño para limpiar la herida. Abrió la llave del agua caliente de la bañera y se sentó a un lado, al retirar el paño se sorprendió al ver que estaba seco y limpio. El vidrio aún estaba incrustado en su pie pero no había sangre y la herida cerró tan pronto lo sacó. Recordó encantes que nunca había visto su sangre, nunca se había cortado, ni fracturado un hueso, nunca había faltado a la escuela a causa de una enfermedad, no sabía lo que era tomar medicinas. Cerró la llave cuando el baño se llenó de vapor, limpió el espejo con su

Regresa a mi...

Les comparto la portada del tercer libro de la serie #predestinados