El día siguiente.

Dorian corrió a la puerta tan pronto me escuchó llegar, no pude verlo a los ojos, sentí que la vergüenza terminaría por delatarme. Jamás había evadido su mirada, creo que en el fondo sabía que algo había pasado y no quiso enterarse de nada más.
Me dejó marcharme a la habitación, me encerré en el baño un buen rato a llorar por lo que había pasado, me sentí tan culpable, quizás estaba exagerando pero nunca en la vida había imaginado que haría algo así.
Me acosté y a la mañana siguiente desperté más temprano de lo habitual, no quería hablar con Dorian, simplemente me marché.
Deambulé por las calles hasta que dieron las 9. No suelo fingir que las cosas estan bien si algo pasó, Gabriel por su parte ni siquiera volteó a verme cuando llegué  a la oficina.
Entré varias veces al Skype para ver si se dignaba a escribirme pero eso tampoco pasó, estaba convencida de que todo había sido un juego para él, había logrado lo que quería.
Me recargué en el respaldo de la silla y me giré dando la espalda a la puerta, estaba feliz de no haberme ido con él a su departamento.

-No quería molestarte.

Dijo y entró cerrando con la puerta, puse el café en sobre el escritorio y lo miré asustada.

-No quiero problemas en la oficina.

-Esta abierto, solo quería ver cómo estabas. Anoche te fuiste muy asustada, sé que te sientes culpable pero nada de lo que pasó fue tu culpa. Las cosas se dieron y ya que somos amantes...

-¡Estas loco! fue solo un beso.

-Tres en realidad.

-¿Qué?

-Te volví a besar antes de que te fueras.

<<Santo Dios, tanto bebí, entonces me pregunté si no había pasado nada más entre nosotros sin que me diera cuenta.>>

-Amante es el termino que se le da a las personas que tienen relaciones, ¿nosotros...?

-Amante es el termino que se le da a las personas que se aman.

-Yo no te amo.

-No me pareció, el beso que me diste.

-No volverá a pasar.

-Como digas, tuviste suerte de que fuera conmigo.

-¿A qué te refieres? 

-Imagina que te hubieras besado con un jovencito inmaduro que te buscara problemas con tu marido.
Escucha vamos a comer, discutiremos esto después.

-¿Qué pasó después de ese beso?

-Te fuiste a tu casa.

-¿Nosotros no...?

-¿Nos acostamos?

-No, despeocupate, aún no.




Comentarios

Entradas populares