Ir al contenido principal

Primer amor.

El sol iluminaba el asfalto del interminable camino brindando una cálida resolana. El aire tibio que entraba por la ventanilla y el silencio de Irina, hicieron que Joshep sujetara fuerte su pierna haciéndola voltear y sonreírle. Después de dos horas Irina sentía que estaba en el n del mundo.
Estaba tan lejos y tan cerca de casa, explorando un camino que no creía que existía. Estaba aprendiendo de la vida al lado de Joshep, el amor de su vida.

Joshep se detuvo en un pequeño restaurante a las orillas de la carretera para comer algo.
Los cuatro bajaron del auto. Irina y Joshep se tomaron de la mano y caminaron hasta la entrada del lugar. Jamie estaba sorprendida por la dimensión del mismo, a simple vista parecía una pequeña cabaña, pero en la parte trasera había una enorme terraza llena de mesas desde la cual se podía ver el bosque que rodeaba la carretera, el ocaso y sentir el tibio aire soplando.

Joshep y Enrique fueron al baño mientras las chicas se quedaron solas en la mesa.

-¿Te pasa algo Irina?- Jamie pateó por debajo de la mesa a la joven para que reaccionara.

-Nada, estoy disfrutando del paisaje.

-No parece que estés disfrutando del viaje. Estas muy callada, hasta para ti.

-Han sucedido muchas cosas Jamie -Irina suspiró, luego de una pausa corta, agregó en voz baja-. No voy a regresar Jamie.

-¿A dónde?

-Le dejé una nota a mi padre. Cuando termine esta aventura no pienso regresar a su lado nunca más.

-¿Estas bromeando, cierto? Tienes que terminar la preparatoria.

-Legalmente soy adulta, no puede hacer nada para retenerme a su lado.

-No tienes dinero Irina, ¿cómo piensas mantenerte?

Irina sonrió. 

–Tengo ahorros, nunca mal gasté mi salario. Es su ciente para rentar un cuarto. Buscaré un trabajo.

-¿Quién eres y qué hiciste con mi amiga? -dijo totalmente sorprendida ante los planes de Irina. –Tu padre te matará cuando lea la nota, me perseguirá como a un venado, ¡no quiero ni pensarlo!

-Él no sabe que estoy contigo, no sabrá a donde estoy o con quién.


-¿Lo sabe Joshep?

-Todavía no. ¡Ahí vienen! Habláremos después.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Regresa a mí...

Leyó la última frase de la carta en repetidas ocasiones. Le mortificó la idea de pensar que él se había marchado para siempre. Scott tocó la puerta, entró cuando ella no respondió a su llamado. La miró fijamente sin decir una palabra. Supo que su amor no era correspondido. El recuerdo de aquel antiguo novio era más fuerte de lo que creyó.

El domo parte 2

Nada de lo que había pasado la noche anterior había sucedido realmente. Ese fue el primer pensamiento que Alexa tuvo al despertar. Se sentía mareada, como si no hubiera descansado en toda la noche, una fuerte ráfaga de aire entró por su ventana tirando al suelo el florero que estaba en la mesa. Corrió a cerrar la ventana y se cortó el pie con uno de los vidrios, entonces sujetó su pie y buscó un paño con el cual detener la sangre que brotaba y así poder llegar al baño para limpiar la herida. Abrió la llave del agua caliente de la bañera y se sentó a un lado, al retirar el paño se sorprendió al ver que estaba seco y limpio. El vidrio aún estaba incrustado en su pie pero no había sangre y la herida cerró tan pronto lo sacó. Recordó encantes que nunca había visto su sangre, nunca se había cortado, ni fracturado un hueso, nunca había faltado a la escuela a causa de una enfermedad, no sabía lo que era tomar medicinas. Cerró la llave cuando el baño se llenó de vapor, limpió el espejo con su

Regresa a mi...

Les comparto la portada del tercer libro de la serie #predestinados