Ir al contenido principal

Primer amor.

El sol iluminaba el asfalto del interminable camino brindando una cálida resolana. El aire tibio que entraba por la ventanilla y el silencio de Irina, hicieron que Joshep sujetara fuerte su pierna haciéndola voltear y sonreírle. Después de dos horas Irina sentía que estaba en el n del mundo.
Estaba tan lejos y tan cerca de casa, explorando un camino que no creía que existía. Estaba aprendiendo de la vida al lado de Joshep, el amor de su vida.

Joshep se detuvo en un pequeño restaurante a las orillas de la carretera para comer algo.
Los cuatro bajaron del auto. Irina y Joshep se tomaron de la mano y caminaron hasta la entrada del lugar. Jamie estaba sorprendida por la dimensión del mismo, a simple vista parecía una pequeña cabaña, pero en la parte trasera había una enorme terraza llena de mesas desde la cual se podía ver el bosque que rodeaba la carretera, el ocaso y sentir el tibio aire soplando.

Joshep y Enrique fueron al baño mientras las chicas se quedaron solas en la mesa.

-¿Te pasa algo Irina?- Jamie pateó por debajo de la mesa a la joven para que reaccionara.

-Nada, estoy disfrutando del paisaje.

-No parece que estés disfrutando del viaje. Estas muy callada, hasta para ti.

-Han sucedido muchas cosas Jamie -Irina suspiró, luego de una pausa corta, agregó en voz baja-. No voy a regresar Jamie.

-¿A dónde?

-Le dejé una nota a mi padre. Cuando termine esta aventura no pienso regresar a su lado nunca más.

-¿Estas bromeando, cierto? Tienes que terminar la preparatoria.

-Legalmente soy adulta, no puede hacer nada para retenerme a su lado.

-No tienes dinero Irina, ¿cómo piensas mantenerte?

Irina sonrió. 

–Tengo ahorros, nunca mal gasté mi salario. Es su ciente para rentar un cuarto. Buscaré un trabajo.

-¿Quién eres y qué hiciste con mi amiga? -dijo totalmente sorprendida ante los planes de Irina. –Tu padre te matará cuando lea la nota, me perseguirá como a un venado, ¡no quiero ni pensarlo!

-Él no sabe que estoy contigo, no sabrá a donde estoy o con quién.


-¿Lo sabe Joshep?

-Todavía no. ¡Ahí vienen! Habláremos después.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Regresa a mí...

Leyó la última frase de la carta en repetidas ocasiones. Le mortificó la idea de pensar que él se había marchado para siempre. Scott tocó la puerta, entró cuando ella no respondió a su llamado. La miró fijamente sin decir una palabra. Supo que su amor no era correspondido. El recuerdo de aquel antiguo novio era más fuerte de lo que creyó.

Alguien a quien solía conocer.

Corría el sábado 4 de diciembre de 1999, eran poco más de las tres de la tarde y el sol brillaba en todo su esplendor. La tarde era estática, el aire no soplaba y no había ruido en las calles. El timbre de la puerta sonó y mi corazón palpitó lleno de emoción y nervios. A pesar de que habíamos estado hablando por teléfono desde hacía ya cuatro meses nunca nos habíamos visto en persona. Esa sería la primera vez. Cuando bajé las escaleras me postré frente a la puerta, tenía la opción de no abrir y perder la oportunidad de conocerlo, sin embargo abrí mi mundo a un sin fin de posibilidades.  Él estaba parado con un ramo de flores y una caja de chocolates, sonrió y me abrazó al conocerme, entonces mis ojos brillaron y correspondí a sus atenciones con una sonrisa y un abrazo. No era feo, no era guapo pero había algo en su mirada que me capturó por completo. Teníamos muchas cosas en común, eramos más que amigos, nos conocíamos a fondo a pesar del abismo que nos separaba, éramos almas gemelas,

Nuevo libro, Nueva edición

Les cuento que el libro está ya disponible en varias plataformas para su venta y con una nueva edición. Amazon Itunes Kobo Scribd Page Foundry Oysterbooks