Ir al contenido principal

Capítulo 14 parte 1



Eran las 12 de la noche cuando Marcus llegó al Cedars envuelto en una terrible zozobra y eso parecía sólo el comienzo de sus preocupaciones.

Cuando entró a la habitación de Nina y la vio inherte, pálida y con una máscara de oxígeno, de inmediato tomó su mano y se hincó angustiado a su lado.Sintió que su mundo se derrumbaba y se arrepintió por haberla dejado sola ese día.Aún no sabía lo qué había pasado pero por su mente se cruzó la idea de que Ryan había tenido algo que ver.


-¿Señor Morgan? -preguntó el doctor tomándolo por sorpresa.


-Sí -respondió y se puso de pie de inmediato limpiando las lágrimas que escurrían por sus mejillas.


-Soy el Doctor Philips, yo me encargué de la cirugía de su hija.


-¡Qué fue lo que pasó doctor! -preguntó con la voz entre cortada completamente confundido.


-Nina tuvo un accidente, un auto la arrolló, el golpe le rompió un par de costillas mismas que se desplazaron hacia el pulmón provocándole una hemorragia.


Marcus enmudeció, se recargó en la pared para no desfallecer, estaba completamente impresionado con lo que el doctor le acababa de decir.


-¿Estará bien?


-Verá,la gravedad en estos casos reside en que no se atiendan de manera oportuna pero en el caso de Nina la toracotomia se practicó justo a tiempo y de manera exitosa, los pronósticos de recuperación para ella son muy buenos.Desde luego que interfieren muchos factores, su edad, su condición física etc.


-¿Tendrá secuelas?


-Yo espero que no,desde luego requerirá de algunos cuidados extra y rehabilitación pero en un par de semanas podrá volver a casa y retomar sus actividades poco a poco.


-Creo que eso es muy alentador entonces.


-Claro -hizo una pausa y lo miró absorto-,sin embargo eso no es lo que me ocupa -hizo una pausa.


-¿Entonces hay algo más? -preguntó consternado.


-No quiero ser portador de malas noticias pero considero necesario que lo sepa de una vez a que se lleve sorpresas posteriores.


-Estoy de acuerdo doctor, dígame.


-Bueno es un tema más delicado, las circunstancias en las que llegó nos preocuparon bastante.


-¿Las circunstancias en las que llegó, a qué se refiere?


-Notamos que su cuerpo tenía varias marcas en los brazos, en la cara y en el cuello, su ropa estaba desgarrada -hizo una pausa y desvió la mirada-. Realizamos las pruebas pertinentes para descartar...


-Disculpe doctor pero no lo sigo -interrumpió exaltado- ¿qué me esta queriendo decir?


-Bueno las pruebas sanguíneas arrojaron un alto nivel de flunitrazepam en su organismo...sospechamos que la señorita Morgan fue agredida sexualmente.


-¡Qué! -livideció- ¡Eso es imposible! Pudo provocárselos el golpe ¿no? La manipulación a la hora de ser trasladada o la atención que recibió por parte de los paramédicos -insistió agobiado.


-Señor Morgan, tranquilisese,desde luego que la violación pudo no ocurrir, como le dije realizamos varias pruebas para poder confirmarlo o desecharlo.El que Nina despierte y nos diga qué pasó también ayudaría bastante.


Marcus se quedó anonadado con todo lo que el doctor Philips le había dicho, se limitó a mover la cabeza sin decir una sola palabra.


-Créame, en verdad siento haberle dado tantas noticias de esa forma pero creo que es lo mejor en estos casos.


-Entiendo -musitó-. Quisiera que todo esto que me dijo  se mantuviera en privado hasta que Nina despierte.


-Lo siento señor Morgan pero eso es imposible, tuvimos que seguir con el protocolo y dimos parte a las autoridades.El hospital cuenta con un departamento de psicología, esta a su disposición si lo necesita.


Marcus estaba impresionado, no daba crédito a lo que acababa de escuchar y por un momento las palabras del doctor retumbaron como ecos dentro de su cabeza.


-Creo que sería conveniente que hablara con el agente a cargo de las investigaciones,él debe tener información más detallada de lo que procede en estos casos.


-Gracias doctor -musitó con la voz entre cortada. 


Philips salió de la habitación dejando a Marcus desconsolado,se jaló el cabello, pasó su mano por encima de su rostro y luego las colocó sobre su cintura.Respiró profundamente intentando calmarse y regresó al lado de su hija.A pesar de que Nina era mayor de edad sentía que aún tenía la responsabilidad de cuidar de ella.De inmediato llamó a Helen, a pesar de sus diferencias era su madre y tenía la obligación de estar con ella pero para su sorpresa ella no reaccionó del modo que esperaba.



-Iré a verla en cuanto pueda, Hayden aún esta delicada y no puedo dejarla sola.


-¿No puedes o no quieres?


-Douglas esta muy preocupado por la salud del bebé, no hay nadie más que la cuide, Jeremy volvió a Londres para solicitar un cambio de residencia.


-No me has contestado.


-De acuerdo, intentaré ir en dos o tres semanas.


-¿Estas bromeando no? -preguntó burlón- te recuerdo que Nina también es tu hija y en este momento te necesita.


-No puedo dejar a Hayden sola.


-Sabes Helen, cuando Nina me dijo que no volvería  verte jamás me molesté mucho con ella, intenté hacerla recapacitar, a final de cuentas eres su madre pero ahora apoyaré su decisión de no volver a dirigirte la palabra.


-Nina se ha buscado cada una de las cosas que le pasan.


-¿Qué quieres decir?


-Si ella esta debatiéndose entre la vida y la muerte es parte de lo que le corresponde por haber empujado a su hermana y hacer que casi perdiera a su bebé con tal de hacerla infeliz.


-¡Cómo puedes decir eso! -dijo anonadado- ¡Jamás creí que fueras tan despreciable!


-¡Cállate! ¡Accedí a contestar tu llamada debido a la insistencia que mostrabas no para que me insultaras!


-¿Insultarte? ¡Estas hablando de la vida de nuestra hija como si valiera poco menos que uno de tus collares!


-¿Ahora me dices insensible?


-Sabes qué Helen, olvida que te llamé, ¡no vengas! ¡no vuelvas a buscar a mi hija nunca más! -gritó y colgó.



La alarma de la bomba de infusión lo despertó,se había quedado profundamente dormido al lado de su hija.Se levantó de la silla angustiado y una de las enfermeras entró corriendo al cuarto para apagar el timbre y cambiar el suero.


-¿Qué hora es? -preguntó confundido Marcus y se asomó a la ventana.


-Son casi las 8,nos llevaremos a Nina para realizarle algunos estudios que solicitó el doctor Philips.


-Le agradezco. ¿Puedo ir con ella?


-Si gusta pero no podrá entrar, tendrá que esperar afuera.


-No importa.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Regresa a mí...

Leyó la última frase de la carta en repetidas ocasiones. Le mortificó la idea de pensar que él se había marchado para siempre. Scott tocó la puerta, entró cuando ella no respondió a su llamado. La miró fijamente sin decir una palabra. Supo que su amor no era correspondido. El recuerdo de aquel antiguo novio era más fuerte de lo que creyó.

Nuevo libro, Nueva edición

Les cuento que el libro está ya disponible en varias plataformas para su venta y con una nueva edición. Amazon Itunes Kobo Scribd Page Foundry Oysterbooks

Alguien a quien solía conocer.

Corría el sábado 4 de diciembre de 1999, eran poco más de las tres de la tarde y el sol brillaba en todo su esplendor. La tarde era estática, el aire no soplaba y no había ruido en las calles. El timbre de la puerta sonó y mi corazón palpitó lleno de emoción y nervios. A pesar de que habíamos estado hablando por teléfono desde hacía ya cuatro meses nunca nos habíamos visto en persona. Esa sería la primera vez. Cuando bajé las escaleras me postré frente a la puerta, tenía la opción de no abrir y perder la oportunidad de conocerlo, sin embargo abrí mi mundo a un sin fin de posibilidades.  Él estaba parado con un ramo de flores y una caja de chocolates, sonrió y me abrazó al conocerme, entonces mis ojos brillaron y correspondí a sus atenciones con una sonrisa y un abrazo. No era feo, no era guapo pero había algo en su mirada que me capturó por completo. Teníamos muchas cosas en común, eramos más que amigos, nos conocíamos a fondo a pesar del abismo que nos separaba, éramos almas gemelas,